7 tips para sobrevivir al colecho

Llevamos ya 2 años de feliz colecho. Atrás quedaron aquellas plácidas noches de bebé dormilón y quietecito que ronroneaba a nuestro lado. 

Nuestras noches se han convertido en un amasijo de brazos y piernas, esquinas puntiagudas de cuentos que se te clavan donde menos te lo esperas, risas, llantos e incluso “discursos” en sueños que pueden matarte del susto. 

Por esto, he ido desarrollando una serie de pautas muy útiles para sobrevivir al colecho y que solo entenderán aquellos que hayan escogido esta forma de descanso familiar. 

1. Cuando se acerque la hora de dormir… CORRE!!!

Metete en la cama la primera y marca tu territorio. Tu cuello te lo agradecerá. Todas sabemos que si no lo haces acabarás durmiendo en esta postura: 

 

dibujo del papatranquilo
 
No lo pillas?? A ver ahora… 

 

Un bebé pegado a ti te obliga a hacer estiramientos imposibles de cuello
 
2. Agárrate a la sábana como si no hubiera un mañana. Tanto como para arroparte bien como para minimizar el riesgo de terminar durmiendo en el suelo. (probablemente con un diente menos o un morao más). 

3. Nunca te olvides de cortar las uñas a tu hij@. Las 10. 
Y pensarás: que tiene esto que ver con el colecho? Si te has hecho esta pregunta es porque no colechas. El resto sabemos que recibir un zarpazo a las 3 de la mañana es menos desagradable con unas uñas bien recortaditas. 

4. Elige posturas en las que tu nariz quede protegida. 

En serio, todos los golpes, incomprensiblemente, irán a parar ahí. Incluso si la cabeza de tu hij@ está a tu izquierda y a la misma altura que la tuya y el golpe sea con el pie más alejado, da igual, te dará en la nariz. Siempre. 

Aquí me agradecerás también el punto anterior. 

5. Que los “amigos” sean blanditos. 

Carita se empeña en traerse amigos a dormir, en especial una minnie mouse de plastico duro y con manos y pies desproporcionada y puntiagudamente grandes. Dice que es “mu vai y así a mimir austito”. Mi trasero discrepa. 

6. Recógete el pelo. 

O terminarás atrapada, inmóvil, porque tu melenón ha quedado absurdamente enmarañado y bien agarradito en la axila de alguien. 

7. Una sola almohada.

De las largas de toda la vida. Con las individuales estoy segura de que te tocará pasar la noche en el hueco que queda entre ellas. Luchando para no morir asfixiada.

Y vosotras? Que trucos tenéis para sobrevivir al colecho??

  
Buenas nocheees!!! Nos leemos! 🙂 

Anuncios
7 tips para sobrevivir al colecho

2 comentarios en “7 tips para sobrevivir al colecho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s