Apego y trauma

CONSECUENCIAS DEL MALTRATO INFANTIL.

A veces no nos damos cuenta de cómo la forma en que criamos a nuestros hijos va a condicionar de una forma muy potente su vida como adultos. Pensamos en hacer niños felices y sanos pero, muchas veces, no nos planteamos en qué clase de adultos se convertirán estos niños.
Últimamente he leído algunos artículos muy interesantes en los que se relaciona el trauma infantil con enfermedad mental en la edad adulta y esto me ha hecho reflexionar sobre la teoría del Apego y sobre el modelo de Vulnerabilidad-Estrés propuesto para explicar la psicosis y esquizofrenia.
Teoría del Apego:
Uno de los principales exponentes de esta teoría, así como primer formulante de la misma, fue John Bowlby (psicoanalista ingles, 1907-1990).

Bowlby define el apego como el vínculo emocional que desarrolla el niño con sus padres (generalmente, aunque también se puede establecer ese vínculo con cualquier otra persona que de apoyo y tranquilidad a la persona, como hermanos, amigos, cuidadores, etc.), estableciéndose así, la figura de apego para el niño. Estas figuras, han de proporcionar la seguridad emocional que la persona o niño necesita, para lograr un óptimo desarrollo de su personalidad.

Bowlby plantea que la separación del niño de su figura de apego es perturbadora para él, (falta de accesibilidad), así como las relaciones de baja o mala calidad (como se pueden dar cuando existen situaciones de maltrato); creándose las condiciones necesarias para experimentar un miedo intenso, que afecte en la relación del niño con su/sus figuras de apego.

Como consecuencia, surge en el niño un cierto grado de ansiedad, que puede ser promotor del desarrollo de trastornos depresivos o psicóticos en el futuro.
De acuerdo a los estudios más recientes en torno a la Teoría del Apego, se ha establecido una forma de clasificarlo, hablando de este modo, de Apego Seguro y de Apego Inseguro.
-Entendemos que un niño desarrolla un Apego Seguro, cuando las relaciones con sus padres (o figuras de apego), se han basado en un cuidado fiable y empático; así como en las relaciones con sus pares, si estas han sido de calidad.
-Por otra parte, los niños que han experimentado diversas formas y grados de abandono, rechazo, abuso, o todo tipo de situaciones estresantes y/o traumáticas para el niño, le hacen desarrollar un Apego Inseguro.

Existen una serie de factores de riesgo para el debut de una enfermedad mental ,entre los que hay que destacar la vivencia de una situación de maltrato; factor decisivo que promueva el desarrollo de conductas tipo, las cuales hagan vivir a la persona situaciones de apego inseguro, y que, además, en muchos casos, sean estos factores los detonantes de un trastorno.

Crittenden, P. Nuevas implicaciones clínicas de la Tª del apego. 

Crittenden, P. : El Trauma y la teoría dinámico madurativa. “Nuevas implicaciones clínicas de la Teoría del Apego” Cap. 4. Ed. Promolibro.

Modelo de Vulnerabilidad-Estrés.
El modelo de vulnerabilidad-estrés, propuesto por Zubin y Spring en 1977, es una formulación teórica sobre el origen de la psicosis, y más específicamente de la esquizofrenia. Este modelo atribuye un origen multicausal al trastorno, diferenciando entre tres factores:
El ambiente externo


-La conducta del individuo

-El sustrato biológico

Se define la vulnerabilidad a la psicosis, como una predisposición genética, hereditaria y de origen biológico (daño adquirido en ciertas estructuras cerebrales), que supone el factor biológico, necesario para desarrollar un trastorno psicótico.( Ojo! Lo que es genético y hereditario es la predisposición a la enfermedad, NO la enfermedad.!!!)

La vulnerabilidad, sin embargo, no se considera suficiente, por sí sola, para manifestar el trastorno, sino que necesita de otros factores (en este caso ambientales) que sean los “detonantes” en la manifestación de la psicosis. De este modo, se establece un umbral, relacionando el grado de vulnerabilidad de una persona y los acontecimientos estresantes. 
Una persona con vulnerabilidad a la enfermedad mental no tiene por qué desarrollar la enfermedad, aunque es más fácil que la desarrolle si, junto con la vulnerabilidad, se producen acontencimientos estresantes a lo largo de su vida (empezando por la infancia).

Estos factores, y su intensidad, son individuales, difieren de una persona a otra, al igual que con el grado de vulnerabilidad heredado, y pueden ser desde sucesos vitales estresantes, perdidas cercanas, consumo de alcohol y drogas, condiciones de vida problemáticas (pobreza, etc.), o el más importante factor en el que se centra este post, situaciones de maltrato en la época de la infancia.
A parte de estos factores “destructivos” y detonantes del trastorno, existen otros factores, conocidos como “protectores“, que son capaces de frenar el impacto de los estímulos externos.
Los más importantes son:
-Antipsicóticos. (En el caso de un adulto donde la enfermedad ya haya debutado)

Red social fuerte, capaz de ofrecer un apoyo social al individuo. (Familia, red de amigos, grupos de ocio, etc).
Disposición, por parte de la persona, de conductas de afrontamiento adecuadas (la inteligencia, inteligencia emocional, capacidad para entender y gestionar las emociones, las habilidades sociales, capacidad de resolver un conflicto, etc.)
Por eso es tan importante dotar a las personas desde la infancia de un repertorio de conductas, que además de ser lo socialmente aceptado y lo “correcto” en la educación de nuestros hijos, puede ejercer de protección ante situaciones estresantes.

De este modo, los episodios psicóticos, nacen como una reacción ante situaciones estresantes (situación de maltrato) en individuos que tengan una vulnerabilidad a presentar el trastorno y falta de factores protectores (ya que éstos reducirían el impacto que la situación de maltrato ejerce sobre la persona).

Tipos de violencia doméstica (OMS)



Emocional

Física

Sexual

Negligencia

Variables disposicionales de la conducta de maltrato:



– Variables socio-ambientales (Asimetría y autoridad, ausencia de leyes, estar en minoría dentro de un grupo dominante, desconocimiento y desconsideración de las necesidades básicas, etc)
– Características del contexto familiar (padres víctimas de maltrato previo, situaciones estresantes, déficit de competencias, aislamiento social, situaciones de pobreza extrema, falta de disponibilidad o accesibilidad de los padres)

Pautas educativas y estilos de comunicación. (frialdad-calidez, Ausencia de control-Exceso de control).

Trauma infantil, psicosis y esquizofrenia:
Con todo esto, a lo que quiero llegar es a la relación que existe (y que han encontrado varios estudios) entre el maltrato en la infacia (trauma infantil) y la posibilidad de padecer una enfermedad mental en la edad adulta.

J. Read, J. van Os, A.P. Morrison y C.A. Ross (2005) hacen una revisión literaria con implicaciones clínicas de artículos que relacionen el trauma infantil con la enfermedad mental en adultos.

artículo completo en inglés aquí: http://www.rocaipi.cat/jornadesbaetulae/documentacio/jornada-2011-2/?lang=es

(*Dentro de este artículo, ya que es de revisión, se encuentra una infinidad de artículos sobre los que hablo a continuación explicando sus hallazgos, no cito los autores de cada artículo en este post, pero vienen citados en el artículo de revisión que os enlazo arriba).
El objetivo de este artículo es revisar la dirección de la investigación de la relación entre el trauma infantil y la psicosis y esquizofrenia; y discutir sobre las implicaciones teóricas y clínicas.
Algunas de las conclusiones que encuentran:

Los síntomas considerados indicativos de psicosis y esquizofrenia, particularmente las alucinaciones, son las más frecuentemente relatadas por adultos que de niños sufrieron abusos y negligencias.
Hay una evidencia sustancial que une al niño que sufrió abusos sexuales (CSA) o maltrato físico (CPA) a una serie de problemas de salud mental en la infancia.
El maltrato infantil también se ha demostrado que tiene un papel causal en la mayoría de los trastornos de adultos incluyendo:
   ► Depresión, 

  ► trastornos de ansiedad, 

  ► TEPT, 

  ► trastornos de la conducta alimentaria, 

  ► abuso de sustancias, 

  ► disfunción sexual,

  ► trastornos de personalidad,

  ► trastornos disociativos,

  ► tendencias suicidas. 

Mientras algunos consideran que la esquizofrenia y la psicosis no están más o menos relacionados con abuso infantil que otros diagnósticos, muchos encuentran que la relación es particularmente fuerte para psicosis y esquizofrenia.
En un estudio de más de 500 niños asistentes a orientación clínica, el 35% de ellos diagnosticados de esquizofrenia como adultos, habían sido retirados de su hogar debido a negligencias. El doble de tasa de cualquier otro diagnostico.
En un estudio de mas de 1000 personas se encontró que aquellos cuya interacción con sus madres cuando tenían 3 años fue caracterizada por “dureza para el niño. Ningún esfuerzo para ayudar al niño”, eran, como adultos, más propensos a ser diagnosticados con desórdenes tipo esquizofrenia, pero no con manía, ansiedad o depresión.
En un estudio sobre “Mujeres con enfermedad mental” aquellas que sufrieron abusos o negligencias de niñas, padecen más síntomas psicóticos que otros pacientes. 
Ross y colegas, con una muestra de pacientes con esquizofrenia observan que aquellos que sufrieron abusos (sexuales o físicos), tuvieron significativamente más síntomas positivos que los que no sufrieron abusos.
(*Sintomas positivos: Se refiere a un grupo de síntomas que aparecen en la esquizofrenia, los más frecuentes son los delirios y las alucinaciones auditivas).

Abuso emocional (fuerte) y abusos físicos se relacionaron con la predisposición a alucinaciones auditivas.
 La intimidación se relacionó con la predisposición a alucinaciones visuales.
Experimentar alucinaciones auditivas malévolas fue encontrado que se relaciona con sobreprotección paterna y con bajos niveles de cuidado paternal.
Los niños que sufren maltrato:
Los niños que han sufrido abusos son hipervigilantes aún en circunstancias no amenazadoras a estímulos unidos al peligro y la violencia.
Son niños agresivos que interpretan estímulos ambiguos como amenazas.

¿Cómo conduce el trauma a la psicosis?
Algunas teorías significativas sobre cómo el abuso puede conducir, años más tarde, a síntomas psicóticos deben integrar conceptos de los paradigmas biológico y psicológico.
A nivel de análisis psicológico el enfoque ha sido sobre:
 ► Procesos cognitivos y atribucionales

 ► Disociación

 ► Teoría del apego 

A nivel biológico han sido los efectos, recientemente descubiertos, del trauma en el desarrollo neurológico del cerebro del niño, daños particularmente en los mecanismos de regulación del estrés en el eje hipotalámico-pituitario-adrenal.

Mi reflexión:
El maltrato no es tolerable en ningún caso, el maltrato, de cualquier tipo, puede tener consecuencias dramáticas en el niño y futuro adulto.
Enseñemos a nuestros niños respeto, empatía, habilidades sociales, asertividad, gestión de emociones… predicando con el ejemplo. 

Un niño va a ser lo que sus experiencias le vayan marcando y los padres somos responsables de que esas experiencias, en la medida de lo posible, sean positivas.

Enseñémosles a gestionar las situaciones estresantes de forma saludable, aprendiendo a reconocer sus emociones, expresarlas y aceptarlas. 

Dotemos a los niños de herramientas para su autonomía y resolución de conflictos. 

 Respetemos sus deseos y necesidades y evitemos un estrés excesivo en sus cerebritos.

¡¡Queramos a nuestros niños!!

Anuncios
Apego y trauma

7 tips para sobrevivir al colecho

Llevamos ya 2 años de feliz colecho. Atrás quedaron aquellas plácidas noches de bebé dormilón y quietecito que ronroneaba a nuestro lado. 

Nuestras noches se han convertido en un amasijo de brazos y piernas, esquinas puntiagudas de cuentos que se te clavan donde menos te lo esperas, risas, llantos e incluso “discursos” en sueños que pueden matarte del susto. 

Por esto, he ido desarrollando una serie de pautas muy útiles para sobrevivir al colecho y que solo entenderán aquellos que hayan escogido esta forma de descanso familiar. 

1. Cuando se acerque la hora de dormir… CORRE!!!

Metete en la cama la primera y marca tu territorio. Tu cuello te lo agradecerá. Todas sabemos que si no lo haces acabarás durmiendo en esta postura: 

 

dibujo del papatranquilo
 
No lo pillas?? A ver ahora… 

 

Un bebé pegado a ti te obliga a hacer estiramientos imposibles de cuello
 
2. Agárrate a la sábana como si no hubiera un mañana. Tanto como para arroparte bien como para minimizar el riesgo de terminar durmiendo en el suelo. (probablemente con un diente menos o un morao más). 

3. Nunca te olvides de cortar las uñas a tu hij@. Las 10. 
Y pensarás: que tiene esto que ver con el colecho? Si te has hecho esta pregunta es porque no colechas. El resto sabemos que recibir un zarpazo a las 3 de la mañana es menos desagradable con unas uñas bien recortaditas. 

4. Elige posturas en las que tu nariz quede protegida. 

En serio, todos los golpes, incomprensiblemente, irán a parar ahí. Incluso si la cabeza de tu hij@ está a tu izquierda y a la misma altura que la tuya y el golpe sea con el pie más alejado, da igual, te dará en la nariz. Siempre. 

Aquí me agradecerás también el punto anterior. 

5. Que los “amigos” sean blanditos. 

Carita se empeña en traerse amigos a dormir, en especial una minnie mouse de plastico duro y con manos y pies desproporcionada y puntiagudamente grandes. Dice que es “mu vai y así a mimir austito”. Mi trasero discrepa. 

6. Recógete el pelo. 

O terminarás atrapada, inmóvil, porque tu melenón ha quedado absurdamente enmarañado y bien agarradito en la axila de alguien. 

7. Una sola almohada.

De las largas de toda la vida. Con las individuales estoy segura de que te tocará pasar la noche en el hueco que queda entre ellas. Luchando para no morir asfixiada.

Y vosotras? Que trucos tenéis para sobrevivir al colecho??

  
Buenas nocheees!!! Nos leemos! 🙂 

7 tips para sobrevivir al colecho

De libros y rabietas

El último libro que ha llegado a mis manos ha sido “El cerebro del niño”

Ahora mismo puedo calificar este libro como mi libro preferido del momento.

Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson nos explican en su libro cómo conectar con el cerebro de nuestros retoños (o pequeños allegados), y lo hacen de una forma sencilla, hecho que contrasta de forma espectacular con la cantidad de evidencia científica que aportan y terminología técnica que utilizan.

Cuando este libro cayó en mis manos, la teoría la tenía clara: Respeto absoluto hacia los bebés/niños, sus necesidades,deseos,emociones… Carita tiene 2 años y, aunque ya había leído “Ni rabietas ni conflictos” de Rosa Jové, cuando observé los primeros indicios de rabietas inminentes comencé a buscar más información y aprendí varias cosas:

-Más vale prevenir que curar. Todas conocemos a nuestras criaturillas, por lo que nuestra alarmarabieta se enciende casi antes que la de ellos. Es importante saber qué cosas perturban a los niños para poder evitar rabietas y sufrimientos innecesarios (tanto para ellos como para nosotras). En el libro de Rosa Jové pone un ejemplo del tipo: si sabes que va a querer que le compres algo en el supermercado (colocado estratégicamente en la línea de cajas) y no vas a poder hacerlo, lo mejor es evitar que el niño lo vea. Es una buena estrategia,pero no soluciona el problema.

-Validar la emoción del niño. Creo que no hay emociones buenas ni malas. TODAS las emociones son adaptativas, sin la emoción del miedo muchas especies se abrían estinguido, sin el enfado y la tristeza no obtendríamos fuerza para superar obstáculos ni nos permitiríamos tiempo para afrontar daños. El enfado,la rabieta, no es una emoción mala y así hay que hacérselo saber al niño.

-Respetar. Respetar un deseo,una emoción o lo que quiera que la persona exprese, sea un adulto o niño el que lo haga, igual de respetable es una idea de un señor de 60 años que la de una niña de 2, no?

Vale,hasta aquí todo muy bien, todo muy fácil… mis pelotas va a ser que no.

Todo esto queda muy bien escrito, lo lees y piensas: Genial,en el próximo enfado lo hago!… Pero cuando llega la cuarta vez que validas la emoción y respetas, pero los gritos no cesan, empiezas a perder los papeles… Y los pierdes… Y te sientes fatal y te acuerdas de aquella maravillosa frase que viste en facebook:

pero esto como se hace??
foto extraída de pinfrases.com
Pero esto como se hace??

Creo, como ya he dicho, que enfadarse no es malo, es humano y todos lo hacemos.

Cuando una se enfada, grita y pierde las formas. Cuando no puedo evitar que esto me pase, pido perdón. Me agacho,miro a Carita y le pido perdón por mi comportamiento y le explico el por qué de mi enfado.Creo que así aprende que yo tambien soy humana, que yo tambien me enfado, que el enfado es normal y que cuando uno pierde las formas, se pide perdón. Además se frustrará menos al enfadarse porque lo vivirá como algo normal, que puede pasar y que no es malo y aprenderá a expresar su emoción y a hacer entender sus razones.

Soy partidaria de la crianza y educación sin violencia de ningún tipo. Siempre digo que no hablaré a Carita como no me gusta que me hablen a mi, la trataré con respeto, exactamente igual que trato al papatranquilo. Pero esto no quita que cometamos errores, que nos dejemos llevar por la frustración, enfado o cualquier otra emoción que desborde negativamente. 

Al final de lo que se trata es de saber gestionar la emoción, y se aprende cometiendo errores. Miro el lado bueno de mis errores cuando los cometo delante de Carita porque así ella también aprende a gestionar o a reparar el daño que inconscientemente podemos cometer en momentos de estrés.

Es un trabajo personal muy grande conseguir controlar el enfado, pero se puede hacer. Sirve delegar, sirve salir de la habitación cuando nos empiece a hervir la sangre y sirve,aunque esta opción es complicada, sonreír, porque al expresar facialmente una emoción mandamos señales a nuestro cerebro para que la sienta. O por lo menos a mi me sirve. Sirve saltar, o correr, así liberamos la energía que nos deborda, y con ella, el enfado. 

El libro del que hablaba al principio (no, no se me había olvidado) pone ejemplos concretos muy clarificadores sobre como actuar ante rabietas y emociones desconocidas  o desagradables para el niño. Y además proporciona pautas de actuación a nivel de trabajo personal para controlar la ira.

La primera parte del libro nos enseña a conectar con la parte más emocional del cerebro del niño a través de la comunicación no verbal y la expresión de emociones. Y, una vez conseguido esto, a razonar con el niño.

A nosotros nos sirve bastante y lo hacemos con Carita de la siguiente manera: Conectamos a nivel emocional con ella a través de la comunicación no verbal, a nosotros nos sirve mantener una postura y expresión facial relajada, no cruzar los brazos, movimientos suaves y lentos, no rígidos, y el contacto físico en forma de abrazo o caricias ( Carita lo permite, pero hay niños que muy enfadados no permiten el contacto), la acompañamos en su emoción de la manera que nos permite ya que hablar, comunicarnos de forma verbal, en estas circunstancias es complicado, casi imposible y, a veces, contraproducente. 

Cuando ha pasado esta fase de la rabieta, le explicamos lo que ha pasado. Como en nuestro caso Carita aún no se expresa del todo hablando, le ayudamos con preguntas y le explicamos la emoción que ha sentido para que aprenda a ponerle nombre y expresarla y normalizarla, empatizamos con ella y le ofrecemos alguna alternativa: Carita se ha enfadado porque no quería irse del parque? Contesta que si. Ya, me hubiese encantado que nos quedaramos jugando,pero es tarde. Te enfadas porque es más divertido el parque que quedarse en casa, lo entiendo. Mañana vamos al parque otra vez, vale? 

En niños que ya se comunican de forma eficaz la conversación la llevarán ellos y podrán explicar como se sienten. 

El libro nos habla sobre cómo diferenciar una rabieta racional de una irracional para saber cuando va a servir de algo nuestra intervención y proporciona ejemplos claros, lo que hace la lectura más sencilla, enriquecedora y práctica.

Recomiendo este libro al 100% a todos aquellos padres que quieran tratar las rabietas de sus hijos de forma respetuosa, sin castigos y sin violencia, poniendo límites cuando es necesario pero basandose en una relación de confianza y respeto mutuo entre padres-hijo.

Nos leemos!

De libros y rabietas

10 principios Montessorianos para llevar a casa

10 principios Montessori para casa!

educacionmontessori

Me gustaría compartirles algunos principios fundamentales Montessorianos para que practiquen en casa. Estos principios son relevantes para cualquier niño en edad preescolar.

1. Debes SEGUIR al niño. Este es el más importante principio de todos y debe seguirse a cualquier edad. Debemos respetar y honrar el interés y la necesidad de cada uno de nuestros hijos.

2. Dale a tu hijo la libertad de explorar en espacios cerrados y abiertos por igual, siempre y cuando sea seguro y utilice esa libertad de manera positiva.

niñosnaturaleza

3. Dale a tu hijo la oportunidad de utilizar las manos tanto como sea posible. Tu hijo debe estar expuesto a todas las experiencias concretas que tengan que ver con el uso de sus manos para después lograr la abstracción de conceptos.

4. Promueve todo tipo de ejercicios de Vida Práctica y Sensorial. Estos ejercicios promueven su independencia, coordinación, concentración y orden. Además, estos ejercicios son…

Ver la entrada original 180 palabras más

10 principios Montessorianos para llevar a casa

Alimentación Sanita para la familia

Hola a todos! Hoy me apetecía escribir sobre alimentación, llevo varios meses preocupándome por mejorar nuestro menú familiar y he ido añadiendo cada vez más productos ecológicos y más verduras y legumbres.

En casa, todos comemos lo mismo, es fácil porque Carita es como una aspiradora y se come lo que le eches. Pero en el tema del desayuno es donde más problemas tenemos a la hora de introducir cambios. Nosotros por norma general desayunamos dos tostadas de pan integral de semillas con mermelada,o aceite y sal marina no refinada, un zumo de 2 naranjas y un café con leche. Carita desayuna su biberón de leche, hemos conseguido que acepte el muesli que es una saludable alternativa a los “cereales” de bebé. El muesli se queda bastante blandito con la leche templada, así que es fácil de comer para ella. Carita rechaza el zumo como si de veneno se tratara y últimamente la fruta solo la acepta a la hora de la merienda por lo que hemos tenido que adaptar un poco esta parte del desayuno también. A ella le encantan las frutas secas,sobre todo las pasas, por lo que me ha parecido una buena opción para complementar el desayuno. Las pasas son fruta, gran fuente de fibra y puede hablarse de ellas como saludables. Únicamente hay que tener cuidado porque al ser pegajosas se pegan a los dientes y pueden producir caries si los dientes no son cepillados.

Estoy pensando en cambiar la leche de vaca por otro tipo de leche,como la de almendras, pero tengo que seguir buscando información y leyendo porque he visto diferentes opiniones al respecto y no lo tengo claro. Cuando lo decida creo que me dará para otro post.

En cuanto a la comida, en casa, somos muy de cuchara por lo que las legumbres 2 veces a la semana como mínimo no nos las quita nadie. Los cinco días restantes los dividimos entre pasta integral (espaguetis,cous-cous o macarrones) con tofu o carne picada o fideua con pimientos y gambas, arroz integral con pollo y pimiento, pollo en salsa con guisantes y champiñones y pesacao en salsa al horno.

Carita come en la Escuela, tienen un menú bastante adecuado desde mi punto de vista,por lo que la única complicación que me surge es cuadrar comida y cena para que no repita.

Las meriendas en nuestro caso son el gran quebradero de cabeza. Un día Carita dijo que la fruta pa ti no le apetecía más fruta, creo que tenía unos 16 meses y hoy a sus 2 años recién cumplidos sigue sin aceptar mas que pera y manzana y no a diario.

Fui provando varias cosas, os cuento lo que me ha funcionado ( o a ella, mejor dicho). Los yogures,si son naturales y sin azucar mejor. Carita los come de frutas,si, se que tienen mucho azúcar pero que le vamos a hacer. Pan tostado integral, yo compro en el mercadona un paquete en el que vienen paquetitos de tostadas individuales, a Carita le encantan con queso de untar, pavo y hasta con hummus. Otra opción bastante acertada,a mi forma de ver, son las tortitas de maíz con chocolate con leche ecológicas. Pavo y queso y pasas con un cuarto de manzana o pera.

Suelo ofrecerle la fruta como primera opción y si no le apetece le ofrezco el resto de alternativas y ella decide.

Las cenas siempre facilitas, que una no está para cocinar a esas horas. Nos encanta el puré de verduras así que preparo una olla como para todo el barrio bastante generosa y ya tengo para varias semanas.

Nuestras cenas se basan en puré de verdura, verdura (casi siempre judías verdes, guisantes o brócoli) pavo o pollo a la plancha, tortilla francesa, pescao (casi siempre merluza o salmón que, aunque tiene mucha grasa, nos encanta a los 3, incluso al papatranquilo que no es nada fan del pescao), sepia a la plancha o crema de champiñones.

Nunca obligar a nadie a comer, ofrecer variedad en las comidas y comer todos juntos facilita mucho la hora de la comida y hace que disfrutemos mucho juntos de estos momentos.

menu

Os dejo un menú semanal por si os es de utilidad. A mi me ayuda tenerlo todo organizado porque me da mucha pereza pensar en lo que hay q cocinar. Espero que os guste!

Alimentación Sanita para la familia

Cuando duermo a Carita

En la Escuela de Carita nos han insistido bastante en la importancia de que los niños duerman 12 horas. Carita suele dormir unas 11, madruga mucho. Pero por qué es esto importante? Os cuento lo que yo se y despues algunos truquillos que he descubierto a la hora de dormir: 

La falta de sueño afecta negativamente a la capacidad de aprendizaje ya que repercute en nuestras tareas cognitivas como la atención y la concentración, además nos produce irritabilidad. Tambien se sabe que gran parte de las defensas que necesita nuestro organismo y algunas hormonas se segregan durante la noche, durante el sueño, por lo que dormir bien mejora la defensa contra infecciones y asegura el crecimiento y desarrollo. 

Hay estudios que demuestran que la consecuencia de la falta de sueño en niños es diferente a la de los adultos. El niño no se muestra cansado o con sueño si no que hace esfuerzos por no dormirse y se activa, produciendo inquietud e irritabilidad. La inquietud y el llanto son señal de falta de sueño o mala calidad de éste.

Como he dicho, Carita madruga mucho, podría dormir hasta las 7.15 pero la mayoría de los días a las 6.45 está en pie. Cuando escucha al papatranquilo en la cocina salta de la cama como un resorte. Que madrugue tanto me preocupa, por eso la acuesto muy temprano, un día normal a las 20.30 está ya durmiendo. 

Yo me quedo con ella hasta que se duerme ya que aunque colechamos, esta primera etapa de la noche la hace en su cama, que es una camita muy baja con un colchón en el suelo donde ella tiene libertad para subir y bajar a su antojo. Cuando se despierta por la noche (siempre a la misma hora,por cierto) viene tranquilamente a (su) nuestra cama y se acurruca entre papatranquilo y yo.

Carita tarda en dormirse,generalmente, unos 30 minutos. A veces se tumba y me pide que le cante o le cuente un cuento y se queda tumbada quietecita hasta que se duerme. Otras veces salta en la cama, juega con sus peluches o simplemente se queda sentada. Es de esta situación de lo que quería hablar en este post.

  

Me preocupa que no duerma lo suficiente o que se duerma tarde porque el despertador no espera a nadie (lamentablemente esto es así) por lo que cuando ésta situación comienza a alargarse, yo empiezo a ponerme nerviosa. Nerviosa porque es tarde y no va a dormir las horas necesarias y nerviosa porque aún tengo que hacer la comida de mañana, ducharme, preparar la mochila y estudiar aquel tema que me dejé para cuando “tuviera  un ratito”. Para estos momentos he ido recopilando unos truquillos que quiero compartir:

Trucos para que ellos cojan el sueño:

-hablar bajito, explicarle que tiene que dormir ya, que no es hora de jugar y que mañana jugaremos.

-contarle que ha salido la luna porque es hora de dormir, explicarle que para estar contento por la mañana hay que dormir mucho. 

-hablar sobre el mundo de los sueños,ese al que nos vamos al dormirnos y donde todo es posible.

-cosquillitas en la espalda. 

-luz tenue y música relajante bajita. La nuestra es una lamparita con música que se apaga en cierto tiempo, ella sabe que cuando se apaga es porque hay que dormir. 

-libertad para moverse. Los barrotes en la cama deben producir una sensación horrible. Explicarle que si se despierta o tiene miedo mama y papa están al lado, puede llamarnos o venir a (su) nuestra cama. En su día le explicamos que debía acostarse en su cama porque es más bajita y más segura mientras papá y mamá no se van a dormir, pero que la cama de “mamapapa” (como ella dice) sigue siendo la suya y puede venir cuando quiera.

Trucos para no perder la paciencia: 

-respirar y pensar que tu a veces tampoco tienes sueño o que te cuesta más dormir y no te gustaría que nadie viniera a obligarte a ello. Empatizar.

-aprovecha el tiempo. Puedes repasar mentalmente la lista de la compra, repasar lo último que hayas aprendido o estudiado, organizar un menú semanal… Así disminuirá la sensación de que estas perdiendo el tiempo y en consecuencia, tu posible enfado. 

-cambia el turno. Si tienes la suerte de poder turnarte con tu pareja, aprovéchalo! Llama cuando empieces a notar síntomas de enfado. 

-piensa en esa sonrisa, en esa lenguatrapo o en cualquier cosa relacionada con tu hijo que te saque una sonrisa y te quite el enfado. 

-si te enfadas y gritas permítetelo, somos humanos, tenemos emociones y son difíciles de controlar a veces. 

Se que es fácil decirlo y que es un gran trabajo personal controlar el enfado, pero poco a poco se puede conseguir!

Y sobre todo piensa que irse a la cama enfadado es un error! Nunca se sabe lo que pasará al día siguiente. 

Nos leemos! 


Cuando duermo a Carita

¡Hola a todos!

imagePues aquí estoy, viendo una peli de Disney por decimocuarta vez y pensando: qué podría yo hacer en estos ratitos en los que Carita me deja vivir un poco de tranquilidad? Si! La respuesta es escribir sobre maternidad. 

Porque al convertirme en madre descubrí un mundo interesantísimo,descubrí libros y personas geniales con mucho que aportar, derepente me vi rodeada de libros sobre crianza con apego y transformada en una friki del tema con muchas cosas que compartir. Porque la gente que me rodea está harta de escucharme hablar de lo mismo  ya sabe mi opinión sobre el tema.

Espero encontrar aquí un espacio para reflexionar,aportar información, experiencias e ideas y poder crear un diario que me sirva a mi y a otras madres para aprender.

Creo el blog con mucha ilusión y espero que os guste lo que tengo que contar!

Nos leemos!

¡Hola a todos!